Productividad en el siglo XXI

La productividad no es lo que solía ser. Probablemente esté cansado de escucharlo, pero estamos en medio de un momento importante en la historia de la humanidad. Puede parecer extraño saltar de esa afirmación a una discusión sobre la productividad humana, pero escúchame. La mayoría de nosotros escuchamos 'productividad' ...

La productividad no es lo que solía ser

Probablemente esté cansado de escucharlo, pero estamos en medio de un momento importante en la historia de la humanidad.

Puede parecer extraño saltar de esa afirmación a una discusión sobre la productividad humana, pero escúchame.

La mayoría de nosotros escuchamos «productividad» y pensamos en cómo tachar algunos elementos más de nuestras listas de tareas diarias. La productividad parece más una tuerca y tornillos que el panorama general.

Pero en el fondo, la productividad humana significa si estamos haciendo un buen trabajo o no, un buen trabajo como seres humanos. Si no somos productivos, no estamos haciendo lo que se supone que debemos hacer. No estamos produciendo valor.

La forma en que hemos definido ese valor ha cambiado significativamente a lo largo de la historia de la humanidad. Miremos hacia atrás y veamos cómo lo hemos medido y definido como productivo en diferentes épocas.

Productividad a lo largo de los eones

Si bien los humanos eran cazadores-recolectores (durante el primer 90 por ciento o más de nuestra existencia), confiamos en nuestra capacidad para comprender la naturaleza y adaptarnos. Ser productivo significaba encontrar suficiente comida para sobrevivir y proteger a la comunidad de los peligros.

Hace aproximadamente 12.000 años, muchas sociedades humanas se pasaron a la agricultura. Los seres humanos confiamos en nuestra capacidad para hacer trabajo físico, planificar y obtener más tierra. La productividad cambió y ahora se medía por la cantidad de alimentos que podíamos cultivar en un área determinada.

Hace unos 250 años, comenzó la Revolución Industrial. Los seres humanos confiaban en su capacidad para realizar tareas repetidas que eran difíciles de realizar para las máquinas. La productividad se convirtió en la cantidad de artículos que podíamos fabricar en una unidad de tiempo determinada.

Entramos en la era de la información hace unos 50 años, que fue la primera vez que pudimos depender únicamente de nuestras habilidades cognitivas en lugar de nuestras habilidades físicas. Sin embargo, continuamos definiendo las unidades procesadas basadas en la productividad por período de tiempo.

Oh, sí, también está eso

Luego está la métrica de productividad que no ha cambiado mucho en 12.000 años, de la que no nos gusta hablar: riqueza (también conocida como poder, dinero o tierra) . Las métricas de productividad mencionadas anteriormente todavía se aplican a los trabajadores humanos, pero en última instancia, siempre hemos juzgado que aquellos con más riqueza están «haciendo un mejor trabajo en la vida». En algunas culturas industrializadas, los pobres son vistos como «vagos» o «improductivos».

Los robots están aquí para su productividad

Relativamente pronto, si no es que ya, entraremos en la Era de la Automatización. Las máquinas, los robots y los algoritmos se harán cargo de las tareas comunes de los humanos, cosas en las que hemos basado nuestra productividad durante mucho tiempo.

Mientras eso suceda, tendremos que confiar en diferentes habilidades y crear nuevas métricas. Juzgar la productividad humana en función del número de unidades procesadas en un período de tiempo determinado hará que todos parezcan inútiles. La capacidad de un ser humano para memorizar, procesar información y tomar decisiones racionales será tan útil como un par de bueyes en una granja moderna.

… y tal vez tu dinero también

Una Era de la Automatización no solo significa el fin del trabajo humano tal como lo conocemos, sino algo mucho más amplio.

La automatización generará una cantidad aún mayor de riqueza, lo que dará como resultado dos posibles resultados. O la riqueza global continúa concentrándose en manos de unos pocos o se distribuye a todos los demás.

El dinero es una unidad de escasez. La automatización puede marcar el comienzo de un mundo posterior a la escasez donde los humanos ya no necesitan trabajar a cambio de dinero. Todavía pueden trabajar en tareas y proyectos que consideren importantes, pero no tienen que elegir un trabajo solo para sustentar su sustento.

Esto cambiaría por completo lo que significa la productividad humana y cómo la definimos.

De vuelta al presente

Este libro electrónico intenta abarcar tanto la naturaleza futurista como la cotidiana de la productividad. El cambio de la antigua forma de medir la productividad a la nueva no será fácil ni rápido. Nuestros hábitos y estándares actuales se construyeron para el pasado, no para el futuro. Pasar a un nuevo modelo será extraño, pero es fundamental si vamos a construir el futuro que queremos.

Al igual que otras áreas de trabajo, tenemos que imaginar hacia dónde se dirige el futuro y construir el camino para llegar allí. Mientras lee esto, esperamos que se sienta inspirado a desempeñar su papel en sentar las bases.


La nueva productividad humana

¿Cómo definimos la productividad en un mundo donde las máquinas hacen todo el trabajo que solíamos hacer?

Ciertas habilidades humanas se volverán menos útiles a medida que las máquinas se hagan cargo. Pero al igual que otros cambios importantes en la historia, los humanos todavía tienen otras habilidades en las que pueden confiar.

Habilidades como:

  • creatividad
  • reflexión
  • estrategia
  • audacia
  • compasión
  • curiosidad
  • innovación

Este tipo de habilidades pueden sobrevivir a la Era de la Automatización.

Si también imaginamos un mundo posterior a la escasez donde se satisfacen las necesidades de todos y no elegimos nuestro trabajo en función del dinero que ganamos, eso realmente abre las posibilidades de productividad.

Si creemos que el núcleo de la productividad es hacer un buen trabajo como seres humanos o producir valor real, ¿de qué maneras juzgaremos la productividad en el futuro?

Aquí tienes algunas ideas.

Ir audazmente a donde nadie ha ido antes. La exploración será una gran tarea de la Era de la Automatización. Con tiempo de sobra, podemos reunir más conocimientos sobre las profundidades de los mares y los rincones más lejanos del universo. Un día productivo se convierte en uno en el que viajamos a un nuevo lugar y adquirimos conocimientos.

Construyendo sistemas menos opresivos. Si construimos una mayor comprensión de nuestra conexión como humanos, podemos ir más allá del tribalismo, el racismo, el sexismo, el clasismo y muchas otras formas de opresión. Habrá mucho que corregir en nuestro mundo, y un día productivo se convierte en uno en el que nos hacemos menos daño unos a otros.

Buscando una mayor sostenibilidad. Si la Era de la Automatización resulta ser grandiosa para los humanos, estaremos motivados para que dure el mayor tiempo posible. Desafortunadamente, nuestra carrera interminable actual hacia más riqueza nos ha llevado a eliminar todos los recursos del mundo. Por lo tanto, la productividad en el futuro encontraría formas de revertir esos efectos y mantener las cosas funcionando sin problemas.

Aprendizaje y desarrollo de habilidades. Durante todo el tiempo que hemos estado en la tierra, hay muchas cosas que no entendemos. Si los extraterrestres nos preguntaran: «¿Por qué sueñan de noche?», Nuestra mejor respuesta sería: «No sé, estábamos demasiado ocupados trabajando para pensar en eso». Del mismo modo, hay muchas habilidades que hemos perdido a lo largo de los años porque nuestro tiempo se ha dedicado al trabajo (y a ganar dinero). La productividad en la era de la automatización significa que realmente tendremos tiempo para estudiar y comprender mejor nuestro mundo.

Estableciendo nuevas conexiones. Los seres humanos siempre han sido buenos para encontrar nuevos patrones y conexiones. En el futuro, un día productivo es aquel en el que conocemos a alguien nuevo o aprovechamos los descubrimientos de otros.

Cuando le das a los humanos acceso a lo que necesitan y tanto tiempo como quieran, la productividad adquiere un significado completamente nuevo. Hacer un buen trabajo como humanos no significará cuán rápido podemos hacer lo mismo una y otra vez en una hora, sino que estará mucho más basado en estas habilidades de los humanos recientemente priorizadas.

De repente, pasar unas horas en una cafetería hablando sobre una nueva comprensión de la historia se vuelve productivo. Guiar a un grupo de niños en una caminata para descubrir el comienzo de un arroyo o crear esa rutina de comedia perspicaz es extremadamente productivo. Dominar un instrumento o un idioma al borde de la extinción puede ser lo más productivo que puede hacer.

Imaginar cuáles podrían ser las métricas futuras de productividad puede ayudarnos a comenzar a construir ese futuro ahora.


Las barreras (y respuestas) modernas a la nueva productividad

Volvamos al presente por un tiempo.

Durante los últimos cientos de años, los seres humanos se han basado cada vez más en las funciones cognitivas para ser productivos en el trabajo. Sin embargo, no hemos hecho un buen trabajo aprendiendo cómo optimizar nuestras vidas para ser más productivos en el trabajo del conocimiento. Seguimos pensando que podemos esforzarnos más para sacar más provecho de ellos, al igual que podemos hacer con las máquinas.

Estudio tras estudio muestra que nuestros cerebros funcionan mejor cuando no están estresados, descansados y capaces de concentrarse en la tarea que tienen entre manos. Pero sigue siendo contracultural organizar nuestras vidas y lugares de trabajo en torno a la promoción de estas cosas.

Cuatro cosas en las que somos horribles

Cuando se trata de productividad con el trabajo del conocimiento, hay cuatro cosas en las que nuestra sociedad actual es realmente mala:

  1. Recordando todas las cosas que tenemos que hacer
  2. Realmente haciendo las cosas más importantes
  3. Creando tiempo para hacer un trabajo importante
  4. Mantener la concentración a pesar de las distracciones que nos rodean

Si la productividad en el futuro se basará en un funcionamiento cognitivo aún más especializado, debemos comenzar a aprender a ser más productivos con nuestro cerebro ahora.

Administración de tareas

David Allen dice: «Tu mente está para tener ideas, no para sostenerlas». Para lograr una gran productividad, los humanos necesitan una forma de recopilar y organizar las tareas que desean realizar para lograr un objetivo mayor. Tenemos ideas todo el tiempo, pero si no las captamos , no podemos considerarnos muy productivos.

Priorización

Una de las razones de la baja productividad entre los trabajadores del conocimiento no es que no estén trabajando, sino que no estén haciendo lo correcto . Los seres humanos somos naturalmente buenos para priorizar tareas cuando se ven obligados a sentarse y clasificarlas, pero lo hacemos con mucha moderación. La productividad en el siglo XXI dependerá de nuestra capacidad para descubrir qué tareas se delegan mejor a las máquinas y cuál es el mejor uso de nuestro tiempo.

Gestión de tiempo / energía

Nuestros horarios de trabajo modernos han tomado nuestros días y los han dividido en pequeños bloques de tiempo aquí y allá. No tenemos muchos fragmentos dedicados largos para enfocarnos en un trabajo profundo en el que realmente hacemos cosas importantes. Las horas de nuestra jornada laboral parecen pertenecer a otras personas , e incluso cuando tenemos la oportunidad de programarlas, a menudo no lo hacemos con prudencia.

El trabajo más productivo en el futuro no se puede hacer en pedazos, sino que necesita grandes franjas de tiempo ininterrumpido. Reducir la cantidad de tiempo que se nos requiere para trabajar puede ayudar con eso, pero todavía hay mucho que aprender. Todavía tenemos que construir sistemas efectivos que recompensen a las personas que se toman el tiempo para descansar y recargarse.

Prestar atención a la energía que tenemos en diferentes momentos del día es una de esas áreas poco investigadas que también puede generar mucha productividad nueva.

Enfocar

Un vestigio evolutivo de nuestros días de cazadores-recolectores que no nos ayudará en el futuro es nuestra tendencia a concentrarnos en lo urgente y distraernos con amenazas potenciales. Debemos comenzar eliminando todas las distracciones externas dañinas que hemos introducido recientemente en nuestras vidas en forma de notificaciones, mensajes instantáneos y pings.

Sin embargo, incluso si eliminamos estas cosas, a menudo creamos nuestras propias distracciones internas . Enseñar a los humanos cómo enfocarse y perseguir un estado de flujo será muy importante para ser altamente productivos en el futuro.

Optimización de los seres humanos para la productividad

Imagínese ser una especie alienígena avanzada (o un robot de inteligencia artificial) que descubre a los humanos y quiere contratar a algunos de ellos para trabajar, utilizando esas habilidades humanas básicas que serán más valiosas en el siglo XXI.

¿Qué harían para aprovechar al máximo su inversión?

Me imagino que se asegurarían de que sus humanos tuvieran:

  • Mucho sueño y descanso
  • Tiempo adecuado para actividades de ocio.
  • Niveles mínimos de mal estrés y ansiedad.
  • Mínimas distracciones al realizar el trabajo básico.
  • Insistir en evaluar continuamente la importancia de sus tareas.
  • Largos bloques de tiempo para trabajar cuando los niveles de energía son más altos

Si las máquinas lo harían, ¿por qué nosotros no?


Construyendo una cultura de equipo productiva y futurista, hoy

Es hora de centrarnos en lo que podemos hacer hoy que nos ayudará a llegar a un futuro más idealizado en lo que respecta a la productividad humana.

La Era de la Automatización no es una cosa tal vez. Muchas tareas que los humanos han estado haciendo durante siglos o más se están trasladando rápidamente a las máquinas, y no se detendrá ni se ralentizará.

Por lo tanto, como líder en la fuerza laboral, tiene la opción de exprimir la mayor productividad posible de las personas que lo rodean o convertirse en uno de los primeros en adoptar y aceptar la nueva productividad.

Aquí hay varias cosas prácticas que puede hacer para comenzar.

Elimine la idea de que más tiempo en la oficina equivale a más trabajo

Necesitamos romper la fuerte conexión entre el trabajo y el tiempo. Todavía está profundamente arraigado en nuestras mentes que a los trabajadores humanos se les debe pagar por hora o que su salario está vinculado a sentarse en un escritorio (pensando en la productividad del equipo remoto ) durante una cantidad determinada de horas al día.

Esto debería parecernos ridículo.

Además de mercantilizar el tiempo (el único recurso verdaderamente limitado que tenemos), dice que para hacer más trabajo, necesita dedicar más tiempo. Es raro escuchar a alguien decir: “Dios, tengo algunas cosas realmente importantes que hacer esta semana. Será mejor que me asegure de dormir un poco más y hacer ejercicio con regularidad «. En cambio, por defecto tomamos atajos en nuestra salud y vida personal.

Como líder, debe asegurarse de que sus equipos sepan lo que realmente valora como trabajo productivo y que no los valora solo por estar presentes.

Elimina el estrés y la ansiedad

Una de las mayores amenazas que daña nuestra salud y productividad es el estrés. Cuando nuestra vida laboral es estresante, se filtra a nuestra vida y salud personales.

El trabajo no debería ser un lugar al que se llegue a estresar. Debe ser un lugar al que llegue para ser creativo, explorar y marcar la diferencia.

¿Cuándo fue la última vez que el estrés fue realmente productivo en su oficina? ¿Trabajaste hasta altas horas de la noche para lanzar una nueva función? ¿Realmente valió la pena todo el estrés mirando hacia atrás?

Los líderes empresariales de la próxima era de productividad encontrarán formas de eliminar tanto estrés como sea posible de sus trabajadores humanos. que puedes hacer ahora?

Paga un salario cómodo

Una de las formas más prácticas de reducir el estrés de su equipo es asegurarse de que tengan suficiente dinero para vivir con cierto margen. Si hay personas en su equipo que luchan por llegar a fin de mes y tienen un segundo o tercer empleo por necesidad, no está obteniendo lo mejor de ellas.

Ya hemos mencionado la posibilidad de desvincular trabajo y dinero. Si bien no estamos listos para mudarnos allí por completo, eso no significa que no podamos dar algunos pequeños pasos para llegar allí. Tener un “ingreso básico mínimo” establecido para las personas que trabajan en su empresa les permite no vivir con miedo.

Recompense con más tiempo libre en lugar de más dinero

Hablando de dinero, en lugar de utilizar solo aumentos salariales como recompensa por las evaluaciones anuales, ¿por qué no ofrecer más tiempo libre en lugar de un salario más alto? Una queja común de los trabajadores es que deben trabajar más de 40 horas a la semana o no deben trabajar en absoluto. No hay mucho en el medio. Mantener estables los salarios de los trabajadores mientras se les pide que entren menos en la oficina es una excelente manera de demostrarles que solo desea su mejor trabajo en la oficina.

Proteja a su equipo de las distracciones

Actualmente estamos en medio de un tsunami de software que compite por la atención de todos. Muchas de esas herramientas están diseñadas para que su equipo dedique el mayor tiempo posible a ellas. Si bien debe ofrecer a su equipo las herramientas adecuadas para realizar su trabajo, una de sus principales consideraciones debe ser la frecuencia con la que la herramienta los distrae.

Para maximizar la productividad, los trabajadores modernos necesitarán largos períodos de tiempo para concentrarse en su trabajo sin distracciones. Sin embargo, hay muy pocas empresas en el mundo que ofrezcan esto. La mayoría espera tácitamente que todos estén de guardia, listos para ser interrumpidos en cualquier momento.

Establezca una cultura de enfoque y elija herramientas que no sean invasivas.

Promover y modelar la importancia del descanso y la desconexión.

Por mucho que le diga a su equipo que se tome un tiempo libre y descanse lo suficiente, si el liderazgo no lo hace, no sucederá. Si el jefe nunca se va de vacaciones, parece que no está bien. El liderazgo debe modelar la toma de descansos, las vacaciones, la licencia familiar, dormir bien y no responder a los mensajes fuera de horario.

Ofrecer beneficios financieros como dinero para gastar en vacaciones, aprender una nueva habilidad, sabáticos y metas mensuales de fitness son solo el comienzo del establecimiento de una nueva cultura de productividad.

Celebre las métricas nuevas, no las antiguas

Es común escuchar a los líderes elogiar a las personas que llegan temprano a la oficina, se van tarde, están siempre disponibles y hacen un gran esfuerzo adicional. Pero rara vez escuchamos elogios para la mujer que ideó, escribió y automatizó una campaña de marketing exitosa al mediodía y luego se fue por el día para ser voluntaria en un proyecto de conservación.

Adopte la automatización

La automatización a menudo se promueve como un asesino de empleos. Algunos lo ven como una forma de reducir los resultados y deshacerse de los trabajadores humanos.

Sin embargo, en realidad necesitamos invertir más en automatización. El trabajo del que son capaces los sistemas automatizados es algo en lo que los humanos ya no deberían ser buenos. Cuando lleva la automatización a su empresa, aumenta la capacidad de producción de su organización y crea más margen para que los humanos trabajen en otras cosas.

No vamos a resolver el desafío de la productividad huyendo de la tecnología, sino aprendiendo a trabajar con ella.

Amplíe quién obtiene estas nuevas recompensas

Crear una cultura productiva moderna puede parecer una gran idea, pero si ignoramos los sistemas existentes que están sesgados hacia aquellos que ya tienen privilegios, entonces creamos una división adicional entre los que tienen y los que no tienen.

Ofrecer un trabajo bien remunerado con mucho margen y tiempo libre a alguien que se parece a ti puede significar que esta persona tenga más tiempo para investigar y escribir libros sobre la historia de los vikingos. Ofrecerlo a una madre soltera podría significar cambiar el curso de toda una generación.

Reconsidere su estrategia de crecimiento

David Heinemeier Hansson de Basecamp dice que la mayor causa de todas las partes negativas de la cultura tecnológica contemporánea se remonta a la “ambición desmesurada y poco realista”. Cuando el crecimiento es lo principal en tu mente, todas las decisiones se filtran a través de él, sin importar lo que digan esos carteles en la pared sobre lo increíble que es tu cultura.

En lugar de un crecimiento infinito, ¿qué pasaría si su empresa encontrara un nivel sostenible en el que permanecer? Si realmente establece un objetivo de crecimiento que puede alcanzar en lugar de simplemente «hacerse más grande», entonces tiene tiempo para concentrarse en otros objetivos que en realidad son más importantes.

Productividad de nivel superior

La forma en que hemos definido “hacer un buen trabajo en el trabajo” ha cambiado significativamente a lo largo de la historia de la humanidad. Los seres humanos han confiado en diferentes habilidades y habilidades para realizar ese trabajo.

Al estar al borde de la Era de la Automatización, tenemos una opción. Si arrastramos las viejas reglas de productividad al futuro, terminaremos en un mundo donde los humanos son verdaderamente irrelevantes porque no podremos competir con máquinas y sistemas que podrán hacer todas las cosas que solíamos hacer. hacer.

Sin embargo, si decidimos cambiar las métricas de productividad, podemos enfocarnos en las habilidades únicas que todavía tenemos y optimizar nuestra vida laboral para ellas.

No será un cambio rápido, pero nunca sucederá a menos que comencemos a hacer cambios pequeños y grandes en nuestras empresas ahora mismo. ¿Cómo puede contribuir para lograr un mundo mejor de productividad para la humanidad?


Neil Miller

Compartir:
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Imprimir
también podrías leer:

Artículos relacionados

Reserva tu demo personalizado aquí

Deja tu información personal para agendar una demostración de Primera Base

Deja aquí tus datos personales para agendar tu demo

Deja aquí tus datos personales para ver el video